26 Apr, 2018
12:40:20

Sumario - Abril 2009

Descubren una fosa común en una mina abandonada de Huda jama en Laško

La opinión pública eslovena se vio conmocionada a principios del mes de marzo por la fosa descubierta en la mina de Santa Bárbara en Huda jama, Laško. Las tareas de excavación comenzaron en agosto del año pasado, ya que el lugar estaba en la lista de la comisión gubernamental para la resolución de los problemas relacionados con los entierros encubiertos. Desde esa fecha estuvieron demoliendo las barreras de concreto y sacando el material acumulado que impedía el acceso a las tumbas. El jefe del sector encargado de las fosas militares, Marko Štrovs, considera que en la mina puede haber entre 200 y 300 cadáveres. En los cuerpos encontrados no se observaron heridas de balas por los que se presume que habrían muerto por asfixia. La investigación acerca de la identidad de las víctimas sigue en curso, pero, según algunas fuentes, se trataría de eslovenos provenientes de los campos de concentración de Teharje y de algunos alemanes y de presos croatas. Una vez terminado el procedimiento forense los restos mortales serían trasladados al osario de Teharje. El 29 de marzo el arzobispo de Maribor, monseñor Anton Stres, ofició una misa por el descanso de estas almas en la iglesia de san Martín de Laško.

EL TEMA DEL MES: ¡Huevo de Pascua rojo- fuego amoroso!

Según Dušica Kunaver los huevos de pascua eslovenos figuran entre los ejemplares más bellos de Europa. Cada región tiene un nombre especial para ellos, posee sus motivos peculiares y su propia técnica. En Koroška reciben el nombre de pisánka, en Štajerska pisanka, en Prekmurje y Porabje el de reménke. Con el nombre de remenica se conocen en algunas zonas de Štajerska y de Prekmurje, con el de pisanica en Bela krajina y con el de pierha en la zona de Benečija. Estos huevos ornamentados son famosos desde hace siglos. El secreto de su arte se va transmitiendo de generación en generación. La colección etnológica se complementa con nuevas técnicas, entre ellas la que consiste en agujerear la cáscara para elaborar vistosísimos encajes, característicos de la zona de Vrhnika.

PRESENTACIÓN: Prof. Franc Copf

El prof. Franc Copf, una eminencia de la cirugía ósea, con varios doctorados en su haber, empezó su camino profesional en la ciudad de Maribor en el sector de cirugía general y plástica. En el año 1965 partió a Suiza. Tres años antes, en el 1963, le fue ofrecida una beca de la fundación Ford para estudiar cirugía en Detroit, que no pudo aprovechar a causa de los obstáculos que le ponía el gobierno de entonces. En Suiza trabajó primero en Grenchen, Basilea y más tarde en Zürich-Uznach. En 1967 pasó a dirigir una clínica privada en St. Moritz y, al mismo tiempo, ejercer las funciones de médico inspector del hospital de Samedan. Los esfuerzos del prof. Copf se dirigieron mayormente a los problemas relacionados con las articulaciones, principalmente con las caderas y con los dedos de las manos.

Diálogo con un compatriota: Boris Kambič

En la ciudad de San Carlos de Bariloche, al pie de los Andes, vive una comunidad eslovena muy vital que cuenta con alrededor de 250 miembros. Algunos descollaron como andinistas, escaladores y esquiadores, demostrando una vez más que los eslovenos somos un pueblo de montañistas. Muchos de los picos de los Andes tienen nombres de montañistas eslovenos, que llegaron a esos lugares a finales de los años cincuenta del siglo pasado. »Pienso que los eslovenos llevamos en la sangre estas ansias de montañas y por descubrir nuevos caminos. El recuerdo de nuestras montañas de origen es el que nos lleva a buscar las semejanzas y las digerencias con las del país en el que vivimos«, expresó Boris Kambič, un andinista de renombre y miembro directivo de la Asociaciónde montañistas de Bariloche.

JB

Dodaj med priljubljene

Sledi nam na:

Powered by CoalaWeb

Iskanje

Revija

Facebook

Twitter

Iz zamejskih medijev